Valores de la madera

El material del futuro

- La madera es un material natural, reciclable, renovable e inagotable, cualidades que la convierten como un gran aliado contra el cambio climático.
- Es la única materia prima que tiene capacidad de reducir emisiones y almacenar CO₂.
- Los bosques fijan el CO₂, los productos de la madera lo retienen y el reciclado permite alargar la retención del dióxido de carbono.
- El uso de la madera en sustitución de otros materiales como el aluminio o el acero supone un ahorro en emisiones netas de dióxido de carbono de 6 toneladas por cada metro cuadrado sustituido.
- Un incremento del 4% anual en el consumo de productos de madera en España equivale a un ahorro en emisiones de 1,3 millones de toneladas de CO₂.
- En un gran aislante térmico y regula la humedad. Mantiene el entorno con una humedad de entre 40 y el 60%, lo que reduce los síntomas de alergias y enfermedades respiratorias.
- Es un excelente aislante acústico, lo que favorece alcanzar un mayor nivel de calidad de vida.

¿Por qué es diferente?

- Recurso natural, reciclable, renovable e inagotable.
- Confortable: porque es un gran aislante térmico y acústico que también regula la humedad.
- Saludable: contribuye a la creación de entornos óptimos.
- Convergente: los productos de madera combinan perfectamente con otros materiales al tiempo que potencian las posibilidades expresivas en el ámbito constructivo.
- Con diseño y estilo: la madera y sus productos son altamente expresivos ya que permiten múltiples soluciones y acabados.
- Sostenible y eficiente: la madera es una materia prima que requiere de un menor consumo energético para la fabricación de sus productos.
- Fácil aplicación: los productos de madera se adaptan a las formas de la creación contemporánea, son sencillos de aplicar e instalar.
- Confiabilidad: la madera mantiene sus prestaciones durante un largo periodo de tiempo.

La madera y el medioambiente

- La madera es un elemento clave en la lucha contra el cambio climático. Un mayor uso de los productos de madera estimula la expansión de los montes y la reducción de los gases de efecto invernadero.
- En cada metro cúbico de madera, se almacenan 0,9 toneladas de CO₂. Un m³ de madera usado en sustitución de otros materiales reduce las emisiones de CO₂ en 1,1 toneladas. Por lo tanto, cada m³ de madera ahorra un total de 2 toneladas de CO₂.
- La energía usada en la construcción, incluyendo la fabricación, el transporte y la edificación es inferior en los productos derivados de la madera que en otros materiales de construcción.
- Las emisiones de CO₂ generadas por la construcción de una casa de hormigón y acero permitirían la construcción de la misma casa en madera y calentarla durante 27 años.
- Sustituir algunos materiales de construcción por la madera genera un ahorro medio de las emisiones de CO₂ de entre 0,75 y 1 tonelada.
- Los productos derivados de la madera son almacenes de carbono a lo largo de toda su vida, incluso a través del reciclado y reutilización.
- El 15% de la madera procedente de edificios y demoliciones podría volver a usarse como madera de aserradero y un 36% se podría reciclar en tableros.