El CMD homenajea la Escuela Infantil de A Baiuca por mejorar el entorno a través del empleo de la madera, en el Día Mundial de la Construcción Sostenible

La entidad reconoce el valor que juega la madera en esta obra, en la que todas las estancias tienen luz natural directa y su orientación a los cuatro vientos favorece la ventilación natural

Abalo Alonso Arquitectos, los responsables del proyecto, han vuelto a confiar en este material para crear una escuela infantil inspirada en las casitas de muñecas

 El Cluster da Madeira e o Deseño de Galicia (CMD) homenajea la Escuela Infantil de A Baiuca, en A Estrada, de Abalo Alonso Arquitectos, en el Día Mundial de la Construcción Sostenible. Debido a la excepcional situación de este año, no se ha podido realizar el acto de conmemoración en el edificio, tal y como la entidad lleva haciendo desde hace ocho años, por lo que se ha editado un vídeo, en colaboración con Héctor Santos-Díez, de puesta en valor de este edificio. Las imágenes que acompañan este texto también son obra de él.

La Junta Directiva del CMD señala la elección de esta obra por conjugar a la perfección “su composición contemporánea con la arquitectura más tradicional”. Además, señala que el sistema constructivo resulta muy interesante, ya que la presencia de madera en el interior genera un espacio muy confortable y biofílico.

La Escuela Infantil de A Baiuca está construida íntegramente en madera, organizándose en tres bandas longitudinales. Los arquitectos organizan claramente las distintas funciones del edificio: la banda norte acoge la Administración y los servicios; al sur se encuentran las aulas; y en el cuerpo central, la sala de usos múltiples y distribuidor general. En el cuerpo central emplean un juego de cubiertas que favorece la iluminación natural y la ventilación. Desde fuera, la obra parece una casita de muñecas de madera.

Un edificio donde la madera es la gran protagonista

Según indican los arquitectos, en tierra de carpinteros consideraron fundamental apostar por la madera como materia principal para levantar este edificio singular. La obra se encuentra en el límite del casco urbano, donde ya se confunde con el rural.

Empleo de la madera en el proyecto: sistema estructural de muros de carga de abeto contra laminado, aislados en fachadas y trasdosados con tabla de pino tratada en autoclave con lasur. Cubierta de doble tablero sobre correas de madera laminada, aislamiento y zinc. Carpinterías de madera; trasdosados y tabiques de cartón yeso y pavimentos industrializados.

 

Una obra ampliamente reconocida por su sensibilidad en el uso de la madera

El Cluster da Madeira e o Deseño de Galicia reconoce la clara sensibilidad y el compromiso de los arquitectos con la madera en esta obra, así como su conocimiento del material sabiéndolo adaptar a la perfección a los diferentes elementos. Además, su integración con el entorno representa perfectamente los valores de la biofilia.

Este homenaje que realiza el CMD se une a los numerosos reconocimientos que ha obtenido esta obra como el premio Gran Area de Aportación a la Arquitectura 2018, del Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia; el premio Luces de Arquitectura, Arquitectura con Eñe (2018); o el recientemente obtenido premio Egurtek, en la categoría de edificación, entre otros.

 

La madera, la gran aliada para caminar hacia un futuro sostenible

Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Construcción Sostenible, el CMD quiere destacar una serie de características de la madera que la convierten en una gran aliada en la lucha contra el cambio climático:

  • Un mayor uso de los productos de madera estimula la expansión de los montes y la reducción de los gases de efecto invernadero.
  • El uso de la madera en la construcción permite ahorrar energía a lo largo de la vida útil del edificio, ya que su estructura celular proporciona un aislamiento térmico excelente: 15 veces mejor que el hormigón, 400 veces mejor que el acero y 1.770 veces mejor que el aluminio.
  • Un metro cúbico usado en sustitución de otros materiales reduce las emisiones de CO2 en 1,1 toneladas por lo que, cada m3 de madera ahorra un total de 2 toneladas de CO2.
  • Las emisiones de CO2 generadas por la construcción de una casa de hormigón y acero permitirían la construcción de la misma casa en madera y calentarla durante 27 años.
  • Además, el 15% de la madera procedente de edificios y demoliciones se podría volver a utilizar como madera de aserradero y un 36% podría reciclarse en tableros y otro buen porcentaje podría generar energía limpia.