El Cluster da Madeira e o Deseño de Galicia gestiona la compra de equipos de protección para empresas de diferentes sectores gallegos
  • En total, se han gestionado cerca de 70.000 mascarillas con el objetivo de que las empresas puedan desarrollar su labor con la máxima protección frente al Coronavirus
  • Se trata de una compra agrupada con diferentes sectores del tejido empresarial gallego

El Cluster da Madeira e o Deseño de Galicia ha gestionado una compra agrupada de EPIs tanto para sus asociados como para diferentes asociaciones del sector de la madera y el mueble, abriendo esta compra a todos los Clusters gallegos que han querido participar. Así, empresas pertenecientes a los sectores audiovisual, comunicación, biotecnología, granito, aguas termales, alimentación, naval, así como la Cámara de Comercio de Pontevedra participaron de esta compra agrupada. Ante la vuelta al trabajo de las actividades no esenciales decretada por el Gobierno, así como de las informaciones que indicaban la falta de equipamientos de protección, el CMD impulsó una iniciativa con el resto de asociaciones empresariales con la finalidad de adelantarse al supuesto desabastecimiento y garantizar la vuelta al trabajo del personal de las empresas con la máxima seguridad.

Tras las gestiones realizadas, el material ya está en Galicia. Se trata de cerca de 70.000 mascarillas, 37.550 quirúrgicas (tipo II) y 29.750 FFP2 para abastecer a las empresas de estos sectores.

Para que el material esté lo antes posible en los diferentes destinos, se ha organizado la logística de distribución a través de los clústers y asociaciones de los diferentes sectores. En el día de hoy ya se han empezado a repartir las mascarillas FFP2, y a lo largo de esta semana se repartirá el resto de los equipos.

La rápida reacción de las diferentes asociaciones empresariales gallegas ha permitido poder realizar esta operación en las mejores condiciones, con un resultado exitoso, teniendo en cuenta el escenario en el que nos movíamos de altísima competencia y en ocasiones, con prácticas fraudulentas.

El trabajo en colaboración y en equipo de las diferentes asociaciones empresariales ha sido la clave del éxito.

Desde el CMD indican que éste debe ser el camino a seguir para afrontar los cambios que vendrán derivados por la crisis del Coronavirus. Un tejido asociativo fuerte, unido, ágil, que dé respuesta a las necesidades y los futuros retos de todas nuestras empresas.